País Vasco y La Rioja, algo más que una Ruta Científica, Artística y Literaria (IV)

DÍA 4: SAN VICENTE DE LA SONSIERRA – BRIONES – SAN MILLÁN DE LA COGOLLA – SANTO DOMINGO DE LA CALZADA

Abandonábamos Bilbao y el curioso hotel BBK Good Hotel  que nos había ofrecido esos menús tan sui géneris y una forma de convivencia a la que no todo el mundo está acostumbrado: compartir baño aunque no se quiera.

Subidos ya en nuestro autocar nos dirigimos ya a la comunidad de La Rioja, hacia San Vicente de la Sonsierra donde la mujer del alcalde nos mostraría la Ermita de Santa María de la Piscina, edificio mejor conservado del Románico en esta zona, y su necrópolis. Amenaba con llover por lo que no nos retrasamos mucho en acudir a los lagares rupestres, cavidades en roca realizadas por el hombre para la elaboración del vino, donde nuestra guía, con la ayuda de un par de alumnos, nos hicieron revivir esta ancestral forma de conseguir el zumo de uva para posteriormente convertirlo en ese caldo tan distintivo de La Rioja.

Después de disfrutar de este divertido momento nos dirigimos hacia un dolmen próximo y allí aprovechamos para volvernos a hacer otra foto de familia.

Nuestro siguiente destino era Briones, donde se encuentra el Museo Dinastía Vivanco, museo del vino que nos aportó información relevante sobre la clasificación, producción y conservación del mismo a través de un taller donde agudizaron los sentidos para poder entender mejor este arte.

Sin haber perdido la esperanza de un menú más acorde a nuestros deseos degustamos una paella, sin perder nunca la sonrisa:

15152424_1711744985808004_1714651247_o

Nos esperaba una sobrecogedora cita con el mundo literario: la visita a los Monasterios de Suso y Yuso, aquel donde se escribieron las glosas emilianenses, anotaciones en lengua romance en el margen del folio a modo de aclaración.

Mientras un grupo de alumnos permanecía en el Monasterio de Yuso realizando un taller de escritura, el otro grupo subimos al Monasterio de Suso. Fue sorprendente como la guía de este último nos hablaba, sin ningún sentimiento, de estos restos arquitectónicos que en su día fueron la cuna del castellano. una pena, puesto que nos sobrecogió su frialdad y desgana ya que hasta ese momento todos los guías que nos habían ido acompañando habían realizado su trabajo de forma excepcional.

El taller de escritura nos dejó mucho mejor sabor de boca. Disfrutaron como niños:

El intenso día no llegaba a su fin. De San Millán de la Cogolla nos desplazamos hacia Santo Domingo de la Calzada donde pernoctaríamos. Nos acogieron en la Hospedería Cisterciense, donde a buen seguro sabíamos que la cena nos agradaría. Antes de ella paseamos por el Casco Viejo de la ciudad.

Increíblemente, la noche no llegaba a su fin. Alguna que otra charla y, como no puede ser de otra manera, momentos de carcajadas, daban por finalizada, a medianoche el largo día.

Anuncios

El País Vasco y La Rioja, algo más que una Ruta Científica, Artística y Literaria (II)

DÍA 2: ZUMAIA – BERMEO – GERNIKA – BILBAO

Este día tocaba madrugar porque debíamos cambiar de hotel, lo que supone arreglar maletas y demás. Nuestra primera parada fue Zumaia, pueblo conocido por nosotros porque allí se rodaron distintos exteriores de la conocida película de 8 apellidos vascos. Fuimos dando un paseo por la ciudad hasta llegar al Centro Algorri, donde se estudia y se presenta al público las investigaciones que se hacen sobre los Flysch (alternancia de sedimentos duros y blandos).

 

Algo tedioso, escapamos en cuanto pudimos a ver esa misma explicación sobre el terreno, y allí disfrutamos de lo lindo. Era curioso ver además escenografía que iba a ser utilizada para la grabación de la siguiente temporada de Juego de tronos.

Después de haber repuesto las pilas y de hacernos la pertinente sesión de fotos, cogimos nuevamente el autobús esta vez camino de San Juan de Gaztelugatxe, que significa “castillo peligroso” y vaya si lo es. Provistos de un buen calzado subimos los más de 200 escalones para disfrutar de unas vistas maravillosas además de tocar la campana. Cuenta la tradición que quien la hace sonar tres veces será feliz. Eso espero.

Una merecida comida compuesta por un huevo frito y patatas al mismo estilo que nos acompañaron en buena parte del viaje son sentó estupendamente. EL aporte goloso venía en forma de tarta, selva negra. Regado todo con Coca-cola.

Con la alegría que produce tanto azúcar en el cuerpo, nos fuimos a Gernika, al Museo de la Paz. Allí se nos sobrecogió el corazón al recordar el bombardeo alemán sobre esta zona, elegida al azar. Un taller sobre la confianza y la convivencia nos devolvió la sonrisa.

Del museo nos fuimos a ver el árbol de Gernika, árbol situado en la Casa de Juntas y que simboliza las libertades tradicionales de los vascos. Posteriormente, una foto de familia ante la reproducción en mural cerámico de la obra del mismo nombre de Picasso.

 

2016-10-11-18-27-10Este intenso día culminó en una terraza de Gernika disfrutando, entre risas, de buena compañía.

El País Vasco y La Rioja, algo más que una Ruta Científica, Artística y Literaria (I)

Todo comenzó la noche del 8 de octubre, cuando parecía que nuestras “pequeñas” maletas no iban a caber en nuestro “pequeñísimo” autobús. Cargados de ilusión afrontábamos una larga noche en carretera hasta llegar a Zarautz, nuestro primer destino.

2016-10-09-11-35-14

En Zarautz pudimos contemplar una kilométrica playa que no huele a mar, curioso, además del inmenso restaurante que allí tiene Karlos Arguiñano, así como el bar Mármol Malecón, que nos costó varias vueltas por la playa poderlo encontrar.

El hotel Txiki Polit, estupendamente bien ubicado, nos iba a ofrecer muy gratos momentos. Allí conocimos a los que iban a ser nuestros compañeros de viaje durante una semana, los alumnos de primero de bachillerato del IES María Moliner, de Laguna de Duero, Valladolid. Con ellos comenzó nuestra andadura. Conocimos también a Elena Ramos y Vicky, nuestras dos monitoras, con quienes iniciamos algunas actividades para darnos a conocer.

DÍA 1. PASAIA – SAN SEBASTIÁN – ZARAUTZ

El lunes 10 de octubre conocimos cómo se reconstruye, a partir de restos y archivos, un ballenero del siglo XVI que había zarpado desde el puerto de Pasaia (Pasajes) rumbo a Canadá en busca de una vida mejor. Es curioso saber que hasta dejaban crecer a los robles y hayas con una determinada forma para poder construir barcos.

De ahí nos fuimos a San Sebastián. Una jornada intensísima en el Museo de Ciencias Eureka, donde la electricidad nos conectó a todos a través de un taller, además de poder apreciar distintas curiosidades:

Era ya la hora de comer. Esta vez nos tocó en el comedor de la Universidad del País Vasco. Y no estuvo mal, la verdad.

La tarde se avecinaba llena de sorpresas: coger el funicular para subir al Monte Igueldo y desde allí realizar un taller literario de los buenos: crear una historia repartida en diversos momentos que luego deben unirse. ¿Cómo no se me había ocurrido a mi?

Al bajar disfrutamos de las vistas en el Peine de los Vientos, donde voló algo más que el viento. Atravesamos la conocidísima y emblemática Playa de la Concha y disfrutamos de la gastronomía del lugar.

Como podéis apreciar, a nuestro grupo le gusta mucho posar.

Nuestra segunda noche en Zarautz pudimos cumplir uno de nuestros deseos: salir, aunque solo fuese un rato, de marcha, además de entregar la supercamiseta que Roberto Linde nos había diseñado para dejar patente nuestro paso por esta Ruta.

2016-10-06-19-36-42

Y así damos por finalizado este primer día.

CRÓNICA DEL VIAJE DE ESTUDIOS

Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son, en vez de pensar cómo serán”. – Samuel Johnson.

El pasado día 10 de mayo comenzó una de las experiencias que todo docente y todo estudiante debería vivir alguna vez en su vida. Con nuestro equipaje cargado de ropa, calzado, nervios, ilusiones y esperanzas, aquella fría noche fiñanera, un autobús nos trasladaba a nuestro puerto de embarque, Barcelona, en el que a la tarde siguiente iniciaríamos nuestro viaje de estudios con el alumnado de 4º de la ESO del IES Sierra Nevada (Fiñana).

Camino a la ciudad condal, tierras murcianas y valencianas nos recibieron con lluvia. Estas inclemencias meteorológicas amenazaban con acompañarnos los primeros días de nuestro viaje, pero por suerte, al final no fue así y el clima nos hizo muy agradable nuestra travesía por el Mediterráneo. Un recorrido que, durante una semana, nos permitió disfrutar de un crucero con todas las comodidades y del patrimonio etnográfico y cultural de diversas ciudades por España, Francia e Italia, a orillas del Mare Nostrum.

Después de un paseo matinal por la barcelonesa Rambla de Canaletas, Mercado de la Boquería, Plaza de España y Plaza de Colón, han sido numerosas las ciudades, pueblos y vestigios que hemos visitado.

 

Monumento a Napoleón (Ajaccio, Córcega)

Monumento a Napoleón (Ajaccio, Córcega)

En Ajaccio (Córcega), pudimos contemplar el colosal monumento y la casa natal de Napoleón Bonaparte. En Nápoles, la “nueva polis”, su vertiginoso tráfico nos recibió incesante; las “ruinas” de Pompeya de repente nos transportaron a otra época; la renacentista Florencia, nos dio una auténtica clase magistral de arte e historia entre sus bulliciosas calles y plazas, despidiéndonos con un hermoso atardecer en el Puente Vecchio. Y no podía faltar en nuestra hoja de ruta la señorial Génova, con su panorámico barrio del Castelletto, cuna de grandes banqueros y navegantes.

Panorámica de Florencia (Italia)

 Panorámica de Florencia (Italia)

Pudimos contemplar la concurrida Cannes, ya en territorio galo, cuya coincidencia con el Festival Internacional de Cine, nos impidió adentrarnos en sus calles y monumentos, pero si nos deleitó con un incesante desfile de lujosos coches de alta gama, propios de las estrellas del séptimo arte que se darían cita allí horas más tarde, por otro lado, inaccesibles a nuestros bolsillos.

Desde esta ciudad y hasta Niza, tuvimos el privilegio de visitar Eze. Menos conocido por el turismo de masas, es uno de los pueblos más pintorescos de la Costa Azul, y de origen medieval. Tras pasear por sus estrechas calles de piedras antiguas y conocer su castillo, partimos rumbo al “anfiteatro natural” de la Bahía de los Ángeles, que es como se le conoce a Niza.

En Niza, un agradable paseo por los Jardines Albert I y por la Plaza Massena, nos condujo hasta su casco histórico, flanqueado por el Palacio de Justicia, la Catedral y el mercadillo de antigüedades.

De regreso al puerto de Barcelona para completar nuestro itinerario, hicimos escala, el último día, en Palma de Mallorca. Al llegar a Palma nos envolvió en una tarde cálida, su aroma a mar, su esencia comospolita y la bella estampa de su Catedral y de su pasado romano y medieval.

foto grupo

Podríamos seguir citando lugares, rincones y paisajes variopintos que tuvimos ocasión de conocer, o hacer referencia a las comodidades y a la atractiva oferta de actividades que nos ofreció nuestro navío, pero como afirma Fernando Pessoa: “Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos“. Y por este motivo no me gustaría acabar esta breve crónica sin destacar lo más valioso de este viaje: la enorme calidad humana del grupo de personas (alumnado y profesorado) con el que he podido compartir esta experiencia, un grupo de estudiantes que me han dado una auténtica lección de saber divertirse y de saber estar, para que luego digan que esta juventud no vale su peso en oro. Y por su puesto, a mis compañeros, Mari Carmen y Vladimir, y a todos los demás profesores que me han acompañado en esta “aventura” otros años: Zulema, Olga, Roberto, gracias de corazón por haberme hecho llevadera y agradable esta experiencia.

Antonio Morales.

Departamento de Actividades Extraescolares.

 

Higiene postural en escolares

Recientemente, el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía a través de un estudio, nos alerta de que siete de cada diez niños andaluces padecen dolores de espalda, derivados fundamentalmente de adoptar una postura incorrecta en clase, cargar la mochila de forma errónea y estar sentado de manera inadecuada frente al ordenador.

Vamos a ver de manera gráfica, cómo poder percatarnos de cómo debemos de adoptar una postura correcta en cada uno de estos ámbitos.

Vla 1

 

Muchos de nosotros nos podemos ver identificados en estos dibujos. Debemos de intentar mantener la espalda pegada al respaldo de la silla el mayor tiempo posible.

Además, en este estudio, los fisioterapeutas recuerdan que para transportar el material escolar en las mochilas, el peso no debe exceder el 10% del peso del estudiante y la carga se debe repartir para que no se mueva. Recomiendan también el uso del carrito escolar.

Vla 2

 

Es una costumbre el ver a los estudiantes con la mochila colgada de un solo asa, que estéticamente puede quedar mejor (como la mayoría argumenta cuando se le pregunta por este hábito), pero que de manera incidente, puede producir una escoliosis difícil de corregir.

Otro aspecto a destacar es que muchos de los problemas de espalda, vienen derivados del uso del ordenador. Para erradicarlos, el teclado debe estar por debajo de la altura de los hombros y la pantalla a la altura de la mirada, siempre con la columna lo más recta posible.

Vla 3

 

Sabemos que es difícil de realizar en clase, debido al uso continuado de los portátiles, pero creemos que en casa, estas pequeñas recomendaciones, pueden mejorar la salud de tu espalda.

Debes de ser consciente de que una buena salud postural mejorará tu calidad de vida no solo en tu día a día, sino en tu futuro. Sé consciente de ello y cuídala.

Vladimir Molina García

Prof. Educación Física

 

 

 

 

“Redescubriendo Fiñana, calle a calle”, se presenta en Almería.

El próximo 4 de junio, varios alumnos de 3º ESO A de nuestro centro viajarán a Almería acompañados del profesor David Benítez para presentar el proyecto que están desarrollando dentro del programa Andalucía Profundiza: Redescubriendo Fiñana, calle a calle.

El Proyecto

Este proyecto surgió de una idea: la riqueza cultural de una localidad se muestra inequívocamente en el nombre de sus calles y plazas, en ellas se muestra la herencia histórica de la misma, sus condicionantes geográficos, su fe y los aspectos de los que se siente más orgullosa.

El proyecto comenzó el pasado curso con 11 alumnos de 3º ESO A y buscaba conocer aspectos nuevos de Fiñana y profundizar en los ya conocidos a través del estudio de su callejero. Para ello se está realizando una página web que contenga información sobre la casi totalidad de las calles de Fiñana, poniendo hincapié en explicar el objeto, la persona, el acontecimiento… que da nombre a cada una de ellas. Todo ello, desde el punto de vista de la Geografía y la Historia.

Portada Diario de Almería - copia

El principal objetivo es que los alumnos tengan un conocimiento de su localidad que, de otra forma, difícilmente podrían adquirir, y hacerlo, no contándoselo el profesor – como si fuera una lección más- sino descubriéndolo ellos por sus propios medios, en equipo y con su orientación. Este proyecto está contando parte de la esencia de la localidad y lo hace de una forma muy diferente.

     Callejero. Ejemplo de página interior

En esta página aparece la información de cada calle de Fiñana (explicación, fotografías, origen de su nombre, ubicación en el plano, puntos de interés…), introduciéndose ahora las que no pudieron completarse en la edición anterior y mejorándose las ya realizadas.

Además, se pretende elaborar rutas sugeridas por la misma, con una finalidad didáctica, tanto para el propio IES Sierra Nevada como para el centro de primaria CEIP San Sebastián.

II Encuentro de Jóvenes Investigadores

En este curso son trece los alumnos que han retomado el proyecto y varios de ellos acompañarán al profesor encargado para presentarlo en el Segundo encuentro de jóvenes investigadores e investigadoras de la provincia de Almería el próximo 4 de junio, que se celebrará en el PITA. Como centro bilingüe, deberán presentarlo en inglés. Además, cada proyecto elaborará un póster explicativo.

Sesión 1 (4)

Andalucía Profundiza

Andalucía Profundiza es un programa puesto en marcha por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía para la profundización de conocimientos en Educación Primaria (2º y 3º ciclos) y Educación Secundaria Obligatoria.

 A través de este programa los estudiantes podrán participar desde febrero hasta junio en proyectos de investigación en los centros educativos en horario extraescolar que, tomando como centro de interés elementos del propio currículo, les permitirán abordar el conocimiento desde otras perspectivas y desarrollar de manera activa las competencias básicas.

En total, son 27 los proyectos que se están desarrollando en la provincia.

Los Reyes Católicos en Fiñana

FinanajornadareyescatolicosEn ocasiones se tiende a confundir el trabajo del historiador con un simple narrador de hechos pasados, alguien que recuerda los lejanos acontecimientos, capaz de narrarlos con la soltura del que lo ha visto pasar. Lejos de esta concepción está el trabajo de la investigación histórica. Cuando se plantea una investigación, al rebuscar en archivos o entre diversas fuentes de información se está llevando a cabo una reconstrucción de nuestro pasado. Quizás sea más evidente el trabajo del arqueólogo que excava en busca de un pasado que ha quedado sepultado durante siglos. Los restos se descubren, se restauran o bien se reconstruyen, para que puedan ser contemplados por todos. La investigación histórica hace el mismo proceso, busca en el pasado para devolver una parte de nuestra historia que ha quedado olvidada.

En otras ocasiones esta historia queda como un vago recuerdo, algo que se sabe que ocurrió pero no llegamos a entenderlo en su conjunto, pensando que bien pudiera ser un sueño, algo que nos hubiera gustado que hubiese ocurrido.

2015-11-27 17.32.09

En la población de Fiñana desde siempre ha estado en el recuerdo colectivo, el paso de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, al pernoctar una noche en su camino hacia Guadix. Tan sólo una breve referencia de un cronista del siglo XVI, Andrés de Bernáldez, hace creer en la veracidad de un hecho, que en el pueblo siempre había sido asumido como cierto.  Aquel 29 de diciembre de 1489, pronto debió romper el ámbito de lo anecdótico para convertirse en una seña de identidad de la población de Fiñana. Devolver esa parte de la memoria colectiva del pueblo era una tarea, aunque difícil, posible si se buscaba en las fuentes.

La reconstrucción de un hecho, apenas recogido por un cronista muchos años después, se nos puede tornar imposible. Sin embargo, se pueden rastrear los hechos por referencias externas, omisiones y paralelismos con otros lugares. Ahí es donde entra la labor del investigador histórico, el papel del historiador, como el arqueólogo que recompone las piezas de una vasija cerámica, puede devolver a la memoria de un pueblo unos hechos que habían desaparecido sin dejar rastro.

Los cronistas de los Reyes Católicos, especialmente Hernán del Pulgar, no fueron prolijos a la hora de relatar el paso de los reyes por las distintas poblaciones. Otros autores, que acompañaron a los monarcas en sus campañas por la parte oriental del reino de Nazarí, sí nos dejaron testimonios del recorrido. No obstante, tanto Hernán del Pulgar, como el aventurero Pedro Mártir de Anglería, no hacen referencia expresa a la estancia de los reyes en Fiñana. Sí lo hace Andrés de Bernáldez, aunque sin haberlo presenciado directamente, pero la veracidad del resto de su relato, nos lleva a tomar por ciertas sus palabras. Es más, Pedro Mártir de Anglería, al relatar las poblaciones entregadas a los monarcas católicos tras la toma de Almería, nos enumera sin querer todos los lugares por los que pasó desde Almería hasta llegar a Guadix, donde obligadamente tuvo que pasar por Fiñana. La descripción que hace la hueste o las fechas que utiliza para salida de Almería hasta la llegada a Guadix, no dan lugar a la duda.

Por su parte, Hernán del Pulgar, nos relata cómo los reyes acampaban en otras ciudades, nos describe la hueste, es decir, todo el acompañamiento de elementos bélicos (armamento, soldados, víveres), como cortesano (los principales nobles, jerarquías eclesiásticas, servidumbre). El modo de acampar, los lugares elegidos, en su conjunto nos conduce directamente al relato de Pedro Mártir, no teniendo más que trasplantar sus testimonios a la zona de Fiñana, cotejarlos con la geografía del lugar, y confirmar con la noticia de Andrés de Bernáldez.

De esta manera, podemos imaginarnos a Isabel y Fernando, cabalgando con una pesada comitiva de lo más variopinta, que lentamente ascendía por el valle del río Nacimiento, y que agotada tras haber salido al alba de Almería, después de un duro ascenso recalaría en la población de Fiñana. La alcazaba, de tapial marrón que se yergue sobre el valle, dominaba una tierra recién ganada para la cristiandad. En torno al promontorio de casas blancas, se extiende un hermoso valle que las abrigaba, y cuajado de numerosas huertas impedía establecer un campamento. La hueste debió avanzar buscando refugio para la gélida noche de un duro invierno, los llanos de la Calahorra eran el lugar perfecto, deshabitados, inhóspitos para un Pedro de Anglería que recuerda su viento constante. Los reyes buscarían refugio en la alcazaba, cuyos muros caídos no recuerdan las hermosas habitaciones de la que se convertiría en cabeza del mayorazgo de la estirpe de los Bazán. Allí Don Álvaro de Bazán, quien había ganado la villa para sus católicas majestades, actuaría de anfitrión, en una breve estancia, una simple pernoctación que simbolizaba la creación de la nueva Fiñana cristiana.

Reyes_Catolicos_Isabel_y_Fernando

Después se iniciaría el largo y traumático proceso de aculturación de la población musulmana a la villa cristiana. Vería la revuelta de los musulmanes que se negaban a aceptar el cambio de manos, desaparecer su mezquita convertida en templo cristiano, la revuelta morisca que terminó con ella; mientras se iría formando en la memoria colectiva de los nuevos pobladores cristianos, el recuerdo de la noche en que Fernando e Isabel, estuvieron allí, pues no hubo más conquista que esta. Mantener vivo este recuerdo suponía reafirmar el cambio que había sufrido la población de Fiñana, la débil presencia cristiana, en unas tierras donde eran minoría, dependía de ello, del sueño de una noche.

Manuel Serrano. Profesor de Historia